CÓDIGO ROSA. RELATOS SOBRE ABORTOS

CÓDIGO ROSA. RELATOS SOBRE ABORTOS



Precio : $ 450.00

"En Código Rosa, Belfiori acopia y recupera una serie de testimonios particulares y diferentes de mujeres heterosexuales que han abortado. La escritora y militante convierte las voces en relatos en un afectivo y respetuoso trabajo en el que lo privado y lo íntimo se vuelven público al ser dicho, re-conocido. Este corrimiento que lo vuelve palabra, permite hacer de la experiencia particular un lugar colectivo en el que se puede ayudar a otras. En este gesto amoroso de Dahiana, ponerle palabras, volver relato lo que era balbuceo o decir fragmentado, sale a la luz que el aborto se practica sobre un cuerpo pero en realidad, abortamos todas, las que acompañan, las que escuchan, las que asisten. Las mujeres hacemos del vínculo, una práctica.

Dahiana Belfiori abre el libro con un relato que se llama «No te quiero». Allí es el deseo el que teje todo y desteje también los preceptos y mandatos culturales. El deseo puesto en primera persona en la palabra: no quiero esto para mí. Así como en otros relatos de este libro en los que se narra cómo abortar es también: «Aquel encuentro en la plaza frente al monumento, con un grupo de mujeres hablando [] me di cuenta que ellas hacen lo mismo que hago yo: acompañan a otras mujeres». Abortar es una práctica, una situación compartida. Como bien dice otro de los relatos «Toda decisión es un contexto. Todo aborto también». La maternidad como destino se lee en otro de los relatos: «Mirá querida yo estoy a favor de la vida. No te puedo ayudar. Tenelo y lo das en adopción». La doble moral del discurso médico, en tanto el ginecólogo en su «no poder», le da el dato de «la revuelta» [2], un grupo de mujeres que pueden ayudarla. La protagonista de este aborto piensa que «Todas las mujeres deberían hacerse esta pregunta: Si algún día me pasa, ¿qué hago? Lo tenés, no lo tenés. Yo siempre dije: no lo voy a tener. No es mi momento. ¿Por qué tengo que tener algo que no quiero?» Pareciera ser que lejos del deber ser, la pregunta origina un derecho. Pensarnos para poder decidir libremente.

La ficción funciona tanto como re-creación de la realidad pero también como re-presentación, habilitando la posibilidad de darle lugar al aborto, de darle un cuerpo, nombres, espacios en los que se practica, circunstancias por las que se lo decide."

También le puede interesar

COMPRAR
COMPRAR
COMPRAR
COMPRAR
COMPRAR
COMPRAR