La librería de tu barrio

 

El libro álbum es un género literario, asociado a la literatura infantil, que consiste en el diálogo y la articulación entre dos códigos simultáneos: el texto y la imagen. A estos dos códigos hay que sumarles un tercer componente: la edición. Esta última es fundamental puesto que en los álbumes el libro como objeto también participa en la construcción de sentido no se dirige únicamente al público infantil, pero es una obra que encanta especialmente a los peques

Resulta más que evidente que la ilustración como arte está viviendo una de sus mejores épocas. Esto se refleja en el panorama editorial, ya que basta con visitar la librería para comprobar el número de publicaciones en las que esta expresión artística juega un papel fundamental. En el ámbito de la literatura y de los libros para niños la ilustración siempre ha sido esencial, hasta el punto de haber visto nacer un género propio: el libro álbum. El término libro álbum  es de origen francés: se acuñó tras la publicación en 1931 de Babar, de Jean Brunhoff, por las singulares características editoriales de la obra (gran formato, tapa dura, etc.). 

En este tipo de libros, la ilustración refuerza el significado de las palabras. Y, a su vez, la escritura enriquece la belleza de las ilustraciones. Existe una perfecta combinación entre ambos tipos de lenguaje. A veces, la imagen parece más importante en este tipo de obra por el nivel de protagonismo que adquiere en el conjunto. Pero la narración está perfectamente alineada con aquello que se muestra mediante la representación gráfica. Son muchos los aspectos que se tienen en cuenta en la publicación un libro álbum, las ilustraciones, el tipo de papel, la encuadernación, la forma de la letra, los colores utilizados y demás detalles forman parte de una obra que, además de literaria, también es muy decorativa. Con frecuencia, un proyecto de este tipo es el resultado del trabajo en equipo entre un ilustrador y un escritor. 

Este tipo de obra ofrece un lugar de encuentro para compartir tiempo de calidad en familia. Es posible interactuar con una obra que apela directamente al lector mediante sus imágenes. Peques y adultos interpretan el contenido del relato desde sus propias perspectivas. Puntos de vista que se complementan mutuamente. Este tipo de libro facilita la comprensión lectora puesto que, como hemos comentado, el texto y la imagen forman una unidad. Pero la suma de las ilustraciones y las palabras aporta los recursos esenciales para hablar sobre temas universales y, también, sobre sentimientos. Esta obra describe de forma visual el contexto en el que se desarrolla la historia, ya que es posible visualizar la evolución temporal de las escenas que componen el argumento de principio a fin. Este tipo de historia facilita la aproximación del lector. No solo puede adentrarse en el relato a través de la palabra.

¿Es lo mismo un libro ilustrado a un libro álbum?
En un libro ilustrado es el texto el que cumple la función narrativa, de forma que las imágenes acompañan al texto, lo apoyan y se supeditan a él. Si bien es cierto que las ilustraciones pueden potenciar y complementar al texto, otorgándole una atmósfera, un tono, un registro… el texto siempre tiene prevalencia y autonomía frente a las imágenes. Es decir, en un libro ilustrado solo existe la lectura textual; si las imágenes se eliminan el texto puede comprenderse perfectamente sin ellas, la historia narrada permanece inalterable.

En definitiva, la principal diferencia entre un libro ilustrado y un libro álbum radica en el código usado para el desarrollo de la narración: el primero se vale únicamente del lenguaje textual para narrar, mientras que la narración del segundo se sirve de la interacción entre el lenguaje textual y el visual.
 

Envíos gratis A TODA ARGENTINA en compras a partir de $AR 5000.-